jueves, 14 de junio de 2018

Programa de radio EL VUELO DEL FÉNIX

Feliz inspiración mis queridos soñadores.
Besos y abrazos de luz.
Os deseo un feliz Día y os invito al PROGRAMA en VISIÓN UNIVERSAL RADIO Alicia Rangel
AL PROGRAMA EL VUELO DEL FENIX DIA EL VIERNES 15 de junio 2018
DESDE AQUÍ MI RINCONCITO os deseo un feliz y Bendecido día lleno de mucha inspiración.
Y al PROGRAMA EL VUELO DEL FÉNIX ,un programa lleno de reflexiones ,pensamientos y poesías gracias a todos los colaboradores. Hoy con música para sentir
Un programa hecho para difundir el arte del sentir de las letra ,El vuelo del Fénix lleva emitiéndose casi tres años difundiendo el arte de las palabras y el sentir de ella, gracias a todos los que colaboráis en la realización de este ,a todos lo que pasasteis por el ,a todos que dejáis vuestra esencia en el ,un programa hecho desde el alma. Un programas de poesía de reflexiones y pensamientos y el arte de la música una unión hermosa para el mundo
Os invitamos a EL VUELO DEL FENIX Quien desee colaborar puede mandar su poema audio a:
elvuelodelfenix@outlook.es
VIERNES 15 de junio 2018 con las colaboraciones:
Maria Jose Ferrer,Luna Sevilla BrisaAmalia Beatriz Arzac,Chus Castro,Jaime Alfabra,Ania Belotti Edith Elvira Colqui Rojas,Jeronimo Jeronimo González,Diosma Patricia Davis Leticia Guzmán,Elbio Timote,Glady Gladys Sandoval,Esmeralda Fernandez,Esmeralda Ortiz,Livert Marie,.Scarlet C Escribe.
HORARIO:
España… 20:00Hrs.
Nevada LAS VEGAS … 11:00 Hora.
Argentina… 15:00 hora.
Chile:15.00 hora
México Centro… 13:00 hora.
Venezuela: 14.30h
Peru: 13:00h
http://visionuniversalradio.com/
http://tunein.com/radio/Vision-Universal-s249693/

miércoles, 13 de junio de 2018

Gotas de recuerdos

Gotas de recuerdos
%^%^%^^%%^^^%^^^^%
Empieza a caer la tarde.
El sol, herido y vertiendo 
sangre, corre moribundo
auxiliándose en los brazos del mar¡

Irremediablemente, el día está muriendo¡
La noche, presurosa, llega a cumplir
fielmente, su cita con morfeo¡¡
Me alegra la noche ¡
Me proporciona paz,
Y en mi relajada soledad,
te pienso ¡¡
Mi corazón se abre y deja escapar
gota a gota, este inmenso amor
que te profesa¡
No estás aquí físicamente,
Pero todos los recuerdos que
tengo de tí, me abrazan y consuelan
mi alma que gime sin tu presencia.
Quisiera estar donde tú estás ¡¡
Luisa de Salinas
Nicaragua
13/06/18
D. R.

MI VENGANZA ESPECIAL PARA TI.


MI VENGANZA ESPECIAL PARA TI.

Educada bajo las férreas ideas de la religión católica, no sé si por vocación o por algún tipo de interés oculto, la cuestión es que desde siempre quise ser monja. 
Sin embargo, mis padres tenían otros planes para mí: casarme con un joven, hijo de unos amigos íntimos de mis abuelos paternos. 
Este muchacho tenía muy buena posición económica. Y esa era la única razón 
por la que, mis progenitores -que supuestamente habrían debido velar por mí- jamás contaron conmigo para llevar a cabo tal propósito.

Y sí, para los que pensaban como ellos, mis padres hicieron lo correcto. 
Aunque a mí no me preguntaron: 
-Hija, el chico es de tu agrado? Estás enamorada? 
A mis padres no parecía preocupales estas cuestiones; tampoco el hecho de si yo sería feliz con aquel hombre.

Al año del plan matrimonial tuvo lugar el casorio. Y con él un infierno para mí.
El primer día que mi marido, al que nunca amé, me puso la mano encima, se inició una cadena interminable formada por eslabones. Cada escalón se unía al anterior; y cada nuevo golpe acrecentaba en mí un intenso deseo de venganza.

La cadena estaba construía por el odio, como todos mis sentimientos hacia él.
No poder concebir hijos en un útero yermo, por ser estéril, fue mi tormento; pero también mi salvación.
De un lado las palizas llegaban tras el recriminamiento en forma de frases como:
-Como mujer estás muerta y no vales para nada. Eres una inútil incapaz de darme descendencia.
Y era precisamente el no poder ser madre lo que hacía que yo no me sintiera atada a este repugnante hombre.
Bien es cierto que dependía de él económicamente y que mis padres jamás me hubieran apoyado en la hipótesis de haber planteado una separación. Pero aquello, no darles hijos ni nietos, era el castigo que la vida les había reservado a todos ellos. Porque a mí, no ser madre, no me afectaba en absoluto. Nunca tuve instinto maternal ni deseo, como mujer, de tenerlos.

Ante los ojos de mi marido yo era una persona sumisa y tonta. Él, iba y venía, hacía y deshacía libremente; en su vida no había fechas ni horas en el calendario. Entraba y salía cuando y como le apetecía. Y no se conformaba con montar timbas de poker en el hogar familiar; también subía a sus amantes solo para humillarme. 
Pero a su pesar, aquel hombre nunca vio que de mis ojos salieran lágrimas de dolor o tristeza. Y eso, avivaba más aún su rabia.

El tiempo, fiel aliado de los días, meses y años, fue pasando. 
Y durante todo aquel tiempo, yo tuve "otra vida".
Y al contrario de la exhibición que hacía mi marido yo guardé las maneras y nunca di motivo de disgustos ni escándalos.
Y también, durante aquellos años, meses y días, mi mente fraguó la especial venganza.

Con cincuenta años mi marido enfermaría. Y en menos de tres meses su semblante y cuerpo serían el vivo reflejo del sufrimiento interno que padecía a causa de su enfermedad.
El deterioro, para un hombre aún demasiado joven, se hizo patente. Todo él parecía un deshecho humano; los restos de lo que queda tras una vida dedicada a los vicios. 
La putrefacción destilaba por su boca y por los poros de su piel.
Y una tarde, consumido por el mal que se había apoderado de él, me preguntó:
-Me has sido fiel?

Nada le importaba, salvo si le había guardado fidelidad. 
Ahí, haría acto de presencia la venganza.
-Sí y no-. Contesté yo-. Jamás he estado con otro hombre que no hayas sido tú. Jamás tuve pensamientos lascivos hacia otros hombres. Sin embargo debo confesarte lo siguiente: recuerdas las ansias que tenías porque llegaran los sábados y domingos por la tarde? Recuerdas cómo deseabas que llamara a mi mejor amiga para irme de casa? Recuerdas cómo me prohibías hablar con cualquier hombre pero en cambio no te importaba que pasara horas y horas con mi amiga de la infancia?
Pues así fue. Pasé horas y horas, de amor, locura y pasión con ella.
Y si jamás me viste llorar fue porque ella supo darme el aliciente y consuelo que tanto necesité.

Mi marido, con ojos desorbitados, me miraba perplejo. 
-Sé que nunca me has querido ni como mujer ni como persona-. Continué diciendo yo-. Pero no me importa. Yo tampoco te he querido a ti. Soy lesbiana, nací así. Y lo sé desde que tengo uso de razón. 
-Eres una miserable-. Acertaría a decir en un susurro ahogado él.
-Es posible-. Afirmé yo-. Pero al menos yo, a diferencia de ti, he sabido lo que es el amor. Y me han correspondido, no por el valor material que pudiera poseer, no. Me han amado y aman por lo que soy. 

Pasados siete días aquel ser, quien fuera mi marido, estaba enterrado.
Y yo pude, al fin, vivir junto al amor de mi vida, que no era más que con la mujer de la cual mi corazón se había enamorado siendo una niña.

Escrito por Carolina Olivares Rodríguez. Reservados todos los derechos de propiedad intelectual a la autora.
Imagen extraída de Google.

NOTA IMPORTANTE AÑADIDA POR LA AUTORA:
Si leíste el relato no olvides: ES UN RELATO FICTICIO. No pone "basado en hechos reales". 
Recuerda de nuevo, es ficticio. 
En cambio, lo que ves en las noticias, eso sí es real. Si te indignas, indígnate ante realidades, no ante relatos o guiones de cine y teatro que son mera fantasía.

lunes, 11 de junio de 2018

AÑORANZAS DE AMOR

AÑORANZAS DE AMOR

Amor recuerdo cuando llegaste a mi,
noble sentimiento que ante el palpitar del corazón me rendí,
y abandoné por completo mis pasos mi vida ante ti,
y del letargo en que a mi alma dormí,
hiciste volver a la vida
por aquel néctar de sus labios carmesí,
sin darme cuenta por completo enloquecí,
más ya todo es un recuerdo que un día viví,
junto a ti en sus maletas un día la vi partir,
en aquel sendero del olvido y cuyo dolor sentí,
porque era un viaje sin retorno , lo presentí,

Amor no quieras a mi corazón volver a revivir,
el recuerdo de esas vivencias, me hacen sufrir,
déjame en mi Eterno letargo dormir,
hasta que en mi corazón yo pueda sentir,
que la habré olvidado y quizás vuelva a revivir,
Las ansias de una caricia
que recorren la piel y en su elixir,
Disipen las lágrimas de soledad y vuelva a sonreir,
el alma y el corazón sienta en su latir,
que vale la pena
que a ti mi vida pueda redimir.

Josemi Musan
Guatemala, C.A.
10 junio 2018.

ALMAS & CORAZONES

ALMAS & CORAZONES

Belleza de almas y corazones.
Energías vivas al viento, 
sudor de bailes al unísono,
movimientos certeros para enfrentarse,
sin golpear, ni dañar tan bellos cuerpos.

Belleza de almas y corazones.
Ojos que miran de frente.
Diciendo;
Éste es mi reto y por el me entrego,
no que baje la mirada es rendirse.

Belleza de almas y corazones.
Firmeza de tronos, brillo en su lomo,
erguida su cabeza y desafiante,
energías fluyen al viento encontradas,
sin saber cual de ellos es el vencedor.

Autora- Livert Marie
Derechos de autor reservados
Imagen- pertenece a la red.

domingo, 10 de junio de 2018

Capítulo "Comed" de la obra "El diario de la Judía" de Alfonso J. Paredes. Una historia ficticia basada en hechos reales que sucedieron antes y durante la II Guerra Mundial, en los campos de exterminio.

Marcianos



Marcianos
El Alto Comisionado de su Majestad Attalak IV estaba a punto de subir a la astronave que lo llevaría de regreso a Aurora, capital del Imperio siriano, tras haber estudiado detenidamente la cultura terrestre. Su cara inescrutable, no manifestaba ningún sentimiento al partir. Un periodista que había podido acercársele micrófono en mano, le preguntó:
- Excelencia, Uds que ha visitado tantos planetas. ¿Podría decirme en cuantos de nuestro Sistema Planetario hay vida inteligente? Es algo que nos ha venido intrigando desde que llegamos a la Luna, y que todavía no hemos podido averiguar.
- Desgraciadamente, como en tantos sistemas planetarios, solamente uno – contestó con un rictus de amargura.
- Cuanto siento que no haya marcianitos verdes. Olvidamos explorar el nuestro con la llegada de los sirianos y no lo sabíamos - musitó para sí el periodista, con tristeza.
El funcionario, que ya se iba, escuchó sus palabras, se detuvo y con una sonrisa, no exenta de malicia, añadió:
- Perdone pero ¿A quién cree que me refiero?
Y, sin añadir ni media palabra más, se fue.
Claudio Aldaz

Programa de radio EL VUELO DEL FÉNIX

Feliz inspiración mis queridos soñadores. Besos y abrazos  de luz. Os deseo un feliz Día y os invito al PROGRAMA en VISIÓN UNIVERSAL RADI...