domingo, 13 de agosto de 2017

EN MI SILENCIO

EN MI
SILENCIO...
La Luna se quedó anoche
asombrada.
Se reflejó en mí y al contemplar
mi mirada, al ver la luz de mis ojos
cayó rendida ante su asombro.
Estabas reflejado en mis pupilas como el pétalo rojo de una flor en plena primavera.
Aguantó un suspiro,
me miró con un ojo guiñado y con un gesto fruncido,
me sonrío disimuladamente.
Ella y yo supimos del deambular de la noche
sobre las estrellas de tu cielo.
Allá donde estés,
quisiera hacerte llegar el aroma de una rosa, el perfume de mi piel
hecha otoños para tí.
Quisiera poder darte tantas caricias cómo tengo guardadas,
rodearte siempre con mis brazos
y abusar de tu ternura,
hacerte mío y que me sientas tuya
siempre.
Esta mujer que nació para amarte que ya te amaba sin verte,
ya te imaginaba en sus letras,
cuando entre café y cigarrillo
escribía incesante cada madrugada,
esa reunión de letras y palabras sin sentido,
que fueron tomándolo nada más saberte.
En cada sueño te inventé.
Te hice mío en cada madrugada.
Paseaste mi almohada cada noche recorriendo cada hueco,
cada espacio, llenando mis vacíos.
Esta mujer se llenó de tí.
Hace mucho.
Hace mucho que llegaste para llenar mi vida.
Hace mucho que mis versos te nombran.
Cada noche eres mío en mi silencio.
Hace mucho que llegaste para llenar mi vida.
©Maria De Los Angeles Viangel Garcia Martin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISION UNIVERSAL MAGAZINE NUMERO 24