martes, 30 de mayo de 2017

Ese beso.
Sentiste el beso en tus labios
o acaso estabas dormido.
No emití ningún sonido,
solo deje en un suspiro
suspendido, allí tu nombre.
Roce muy suave tu boca,
sin querer yo provocarla.
Esa boca que sonríe,
cuando se acerca a mi boca.
Dulce beso yo te di,
secuestrado en un segundo,
sin aliento , moribundo,
de dulzura impregnado.
Tu dulce cariño evoca,
a mi piel a mis sentidos
y por eso fue ese beso,
sin más razón, ni motivos,
que dedicarlo a tu boca.

Teresa Ema Suárez
2014
© Reservado derecho de autor

2 comentarios:

VISION UNIVERSAL MAGAZINE NUMERO 24