miércoles, 14 de junio de 2017

SOLÍA ESCUCHAR A MI CORAZÓN

SOLÍA ESCUCHAR A MI CORAZÓN

Solía venir con la tierna mirada
de un niño arrepentido,
con un amplio repertorio 
de frases amorosas
que endulzaban mis oídos.
Y podría jurar, ¡que yo no le creí!
Sabía perfectamente que tarde o temprano
volvería a ser el famoso Casanova,
el aventurero que con su elocuencia conquistaba.
Pero al ver sus lindos ojos,
que iluminaban hasta la noche más oscura,
y al escuchar de sus inquietantes
labios que me amaba;
Inesperadamente, ¡un milagro sucedía!
Me volvía el alma al cuerpo,
mis ojos retomaban su esplendor,
y como por arte de magia
en mi rostro se teñían mil sonrisas.
Y sin exagerar,
¡las puertas de mi corazón
de par en par se abrían!
Él tiernamente me abrazaba
en su encanto me arropaba.
Noche se hacía entre sus brazos
y cualquier duda que rondaba
por instantes en mi mente,
¡su amor la disipaba!
Mi propia enemiga me sentía
pues solo escuchaba
a mi enamorado corazón
que al unísono latía con el suyo.
Y juro que no miento,
ese corazón solía decirme.
¡Que él también me amaba!

Mágicas Palabras
©Judith Antuna-Mujer con alas
B.C. México
Junio 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DÉJAME ESTA NOCHE

DÉJAME ÉSTA NOCHE Déjame ésta noche sentirme tuya. Déjame sentirme por completo tuya, harta de amores a medias, me debato con la almohada...