martes, 27 de junio de 2017

y entonces un día te das cuenta

"¡Ay tanto amor para tan breve instante! ¡Por qué la vida cuanto más amante
es más fugaz!
(Fernando Celada: La caída de las hojas)
*****(())*****
Y ENTONCES UN DIA TE DAS CUENTA
- I -
Petunia corre feliz.
Se percibe libre.
Como perro que anda suelto por la calle.
No siente la correa.
La sujeto prevenida con las manos.
Pero la aliento a no parar el trote.
Junto a ella cuido que el paso no me falle
Contemplo con gozo su recreo.
Pero...
Necio cavilar con el paseo se me prende.
El cansado trote estimuló al cerebro.
Mariposas necias, revolotean las ideas.
Inquetudes bullen.
Miedosas dudas se escabuyen.
La razón no las controla.
En la conciencia se me prenden.
Llego a casa.
Petunia jadea y bebe agua.
Saboreo frutas en colorida ensalada.
Pero...la sien, inquieta me hierve.
No puedo iniciar doméstica jornada.
Entoces...
degusto un café y escribo esto.
Desahogos de corazón quizá.
Sabidurías de razón, talvez.
Pasión que atrevida corretea
por llanuras y pedregosos lares.
Recordados avatares me golpean.
Felicidades me convocan.
Todo se me vuelve raro canto.
Canto que detiene al llanto.
Canto que parece cuento.
Pero, es un cuento que con versos canto
- II -
Manos, ojos y cuerpo, para nada quietos.
Vueltos letra, embobados van y vienen.
En mí y para mí y conmigo.
Viendo mi reflejo que respira en el espejo.
Para espetarme sin consuelo,
realidades corporales desgastadas.
Huellas indiscreta de años recorridos.
Verdades conceptuales aterradas.
Fantasiosas realidades muy cansadas.
Por haber soñado mucho y ganado poco.
Añorada paz social desencontrada.
Sensata compación en exceso regateada.
Mayorías humanas ninguneadas.
Hambre de pan para todos.
Sed de amor que no se me muere.
Que se me pega en las entrañas.
Que duele como la angustia del migrante.
Lacerante herida de eterna espera.
- III -
Y entonces...
Un día te das cuenta.
Que la voluntad de hacer se debilita.
Cuando la verdad del ser se impone.
Y la pasión de estar se agota.
Porque el placer de nacer se olvida.
Y, la realidad de morir te habita.
Percibes muy junto y de cerquita,
que no dura eternamente,
lo que con sueños se edifica.
Aunque la buena intención,
su noble espíritu prodigue.
Que no es eterno el fragor de la idea.
Que lo único que para siempre dura,
es la vida con sus formas y matices.
Que el viento parte el silencio.
Y que el tiempo cobra con creces
los desmanes que la ambición aconseja.
Que la felicidad es de momentos.
Y que la juventud se termina
aunque creas aún sentirte fuerte..
Que jamás la paz social y del alma viven
si la ignorancia y la ambición cohabitan.
Pero...
También un día te das cuenta, que...
Si con firmesa se abraza la esperanza,
y con pasión la verdad conmueve.
Convivir y convidar son posible hecho.
Viejas glorias con modestia acogemos,
para crecer en el amor que ayuda.
Se tolera la lozanía que al cuerpo deja.
Se sonríe ante la vulnerabilidad indiscreta.
La vida se ama con su posible muerte.
¡Amamos al mundo desde el amor propio!
Derechos de autor reservados.
*Aura Violeta Aldana Saraccini
Managua, 25 de junio 2017.
Imagen: Colage de fotos personales incrustadas en imagen tomada de Internet.

2 comentarios:

  1. Agradezco mucho la oportunidad de publicar en este humanísimo espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tí AURA VIOLETA ALDANA ,paar mí un placer,besos desde el alma

      Eliminar

DÉJAME ESTA NOCHE

DÉJAME ÉSTA NOCHE Déjame ésta noche sentirme tuya. Déjame sentirme por completo tuya, harta de amores a medias, me debato con la almohada...