martes, 27 de junio de 2017

TU BELLEZA

TU BELLEZA

Tu belleza, es un atentado
A la naturaleza.
Un acto terrorista a mi ser.
Una declaración de guerra
A tu conquista,
En la guerra fría
De mi corazón.
Es una masacre a mi alma.
Un golpe de estado a mi ser.
Una dictadura a mi piel.
La imposición por las armas
De tu belleza.
Es hacer el amor
En medio de la guerra.
El éxtasis de un jadeo
Entre batallas.
Un orgasmo en el cementerio.
Una orgía en el desierto.
La caricia de la calma
Entre disparos y balas.
Un te quiero, desgarrando
El alma
Entre estallidos y bombas.
Es el lamento de la vida
En el llanto de la muerte.

Tu belleza, es una arrogancia
A la primavera.
Una ofensa a las flores.
El esmaltado cobrizo del viento.
El dorado camino de hojas muertas
del vivo otoño.
Un regalo de la existencia
En la incubadora del mundo.
Es una ofensa a Dios
Que tienta al diablo,
Maldecida, por los ángeles.
Una lascivia a la creación.
La especie perfecta
Adaptada a la evolución.
Es el kamasutra
En el paraíso perdido.
El árbol, la manzana
La serpiente
El ángel caído.
Es la barbarie que amenaza
La carne
En la brutalidad de mis pupilas.
Mortal, cruda, salvaje, cruel
Hasta los abismos del dolor.
Realista, como la soledad
Y el hambre.

Tu belleza, es una invitación
A perecer en la paz.
Es una luciérnaga
Entre las sombras.
Una flor en el infierno.
Una flama en el cielo.
Las lagrimas del tiempo
En la impotencia
De tu secuestro,
Los celos del infinito
De la eternidad que te conquista
Del amante ambicioso
Del futuro que te desea,
De la muerte que impaciente
Y ansiosa, espera su momento.
Es el fetichismo de tu piel
En la desnudez de mis noches
Entre tus encajes.
El masoquismo de mis miradas
A los golpes de tus movimientos.
La hidrofobia de la lluvia
Que te moja,
Adaptándose a tu cuerpo.
La salada humedad
De tus recónditos.
El síndrome de Diógenes
De tus pertenencias,
Más intimas y calladas.
La espada de Damocles
Arrojándose a mis huesos.
Mi talón de Aquiles
Para mi engañado corazón.

Tu belleza, es el silencio
La soledad, el enigma
Del universo,
Toda la materia
En un gramo de sentimiento
Expandiéndose en el cosmos
Del tiempo
Hasta mi zafia fealdad,
Así, así, es tu belleza.

“NO ME EXPONGAS TUS VIRTUDES,
HÁBLAME DE TUS DEFECTOS
QUE ANSIÓ CONOCERTE “

FRANCISCO CEDRÁN
POETA URBANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VISION UNIVERSAL MAGAZINE NUMERO 24